El Gobierno renuncia al tren en la España Vaciada y desliza el fin del servicio público (por Luis Garrido)

Estación de Linarejos-Pedroso

Vecinos caminan por la estación de Linarejos-Pedroso.Emilio Fraile

(Artículo publicado en La Opinión de Zamora el  9 de enero de 2022, aquí)

La nueva Estrategia de Movilidad señala un “coste desproporcionado” de las líneas y dice que el transporte no garantiza mantener población

La provincia de Zamora acaba de estrenar la Alta Velocidad, pero puede ir preparándose para el desmantelamiento del resto de sus infraestructuras ferroviarias. El tren no será un elemento vertebrador de la España Vaciada y las obligaciones de servicio público pasarán por un procedimiento de revisión que, previsiblemente, terminará con el cierre de líneas como la Valladolid-Puebla de Sanabria. Así lo dicta, con otras palabras, la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030. Un documento que acaba de recibir el visto bueno del Consejo de Ministros y cuya aprobación supone cumplir uno de los hitos pactados con la Comisión Europea para recibir los fondos comunitarios de la recuperación. Es decir, que será de obligado cumplimiento.

La medida propuesta por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana sobre el futuro ferroviario se carga de un plumazo la declaración de intenciones incluida Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico presentada a bombo y platillo a principios de 2021. Aquel documento estrella de la cartera de Teresa Ribera hablaba en su introducción de “la igualdad de derechos y oportunidades en todo el territorio”, pero no se refería, por lo visto, al tren de viajeros.

Y es que, esta Estrategia de Movilidad parte de una premisa difícil de entender para la lucha contra la sangría poblacional. De forma literal, el Ministerio de Movilidad señala que “el desarrollo de infraestructuras de transporte no garantiza que las áreas rurales dejen de perder población”. Y por encima de esto, el documento apunta que “la conectividad no debe identificarse con modos de transporte concretos, menos aun cuando se trata, como el ferrocarril, de modos que para ser eficientes requieren de altas demandas y altas concentraciones de población que no se dan en el ámbito rural”.

El idioma gubernamental, por lo tanto, es el de la eficiencia. Una eficiencia que, como se aclara líneas más abajo, es puramente económica. De hecho, el documento pone negro sobre blanco que el coste de mantenimiento de la infraestructura ferroviaria en las zonas rurales es “elevado y desproporcionado”, algo que unifica a la “inexistencia misma de operadores que aceptan prestar servicios comerciales en estas líneas” y a una “falta de justificación en términos de sostenibilidad”. Palabras que allanan el terreno para la decisión final: “Todo esto hace inviable la solución del ferrocarril para resolver la movilidad en determinados territorios”. Y, por si quedaban dudas, el Gobierno de España aclara que “es esencial centrar el objetivo en dotar soluciones de movilidad ajustadas a las demandas y no aumentar el gasto público en servicios que puedan tener una utilización más limitada”.

Una serie de justificaciones que ponen en el punto de mira a las obligaciones de servicio público y a la premisa de prestar igualdad de servicios a los ciudadanos independientemente de si resultan o no deficitarios desde el punto de vista económico.

“Ridesharing”, “carpooling” o vaya usted andando si no tiene cómo ir

Que alguien le explique al señor de Abejera que mañana cogerá el tren a las 7.43 horas para ir a consulta al Virgen de la Concha que, en un futuro no muy lejano, tendrá que hacer “carsharing”. O “carpooling”. O quizá “ridesharing”. Que se lo expliquen, porque esa es la propuesta del Ministerio de Movilidad para garantizar el transporte en los pueblos de la España Vaciada. En castellano de diccionario, lo que significan esas palabras es “búsquese usted la vida”, aunque con diferencias apreciables. Así, se propone explorar soluciones de movilidad compartida como pueden ser los servicios que pongan a disposición de los usuarios tanto motos como coches de alquiler para cortos periodos de tiempo en múltiples ubicaciones. Esto sería “motosharing” y “carsharing”.

También, se apuesta por servicios de transporte colaborativo que conecten a los pasajeros con los conductores de vehículos registrados para compartir coche en viajes esporádicos o trayectos de larga distancia (“ridesharing”) y servicios para compartir viaje para distancias más cortas y frecuentes, como ir al trabajo (“carpooling”). La vuelta de tuerca es que, además de todo esto, se propone que sean los propios municipios los que faciliten los vehículos a sus vecinos.

Y si esto no sacia la necesidad de transporte de los vecinos, pues que vayan andando, como sugiere la Estrategia al decir que “una línea de trabajo es reforzar la movilidad entre municipios con sendas peatonales y ciclables no solo dirigidas al ocio y al turismo”.


Para España vaciada (por Pablo Simón)

Para España vaciada

(Artículo publicado en El País, el 13 de diciembre de 2021, aquí)

En un entorno fragmentado es posible ser decisivo con pocos diputados y la rentabilidad de emular al nacionalismo periférico es cada vez mayor

Cuando un concepto echa a andar cobra vida propia. Esto pasa con la “España vacía” o, en su versión condescendiente, la “España vaciada”. Si el término ya había hecho fortuna los últimos años, ahora que se habla de un potencial partido que la represente, el interés aún es mayor. Tanto se ha inflado esta burbuja que hoy es un win-win para esos territorios; se materialicen o no las candidaturas, el disputado voto del señor Cayo tendrá más interés que nunca para los partidos políticos tradicionales.

Aún no sabemos con qué fórmula se concretará el partido del significante vacío ni tampoco con que fuerza irrumpirá según la región. Que no les despisten, de momento las encuestas no afinan a nivel provincial. Sin embargo, al margen del daño que harán al PP y al PSOE (especialmente al partido que quede segundo), estas candidaturas son un buen síntoma del signo de los tiempos: en un entorno fragmentado es posible ser decisivo con pocos diputados y la rentabilidad de emular al nacionalismo periférico es cada vez mayor.

Cosa distinta es que debajo del paraguas de la “España vacía” haya una realidad única. En un libro reciente Fernando Collantes y Vicente Pinilla recuerdan que en la España rural viven hoy más personas que hace un cuarto de siglo. Es verdad que muchas comarcas del interior sufren un acelerado envejecimiento y despoblación, pero hay otros municipios que han aumentado de tamaño. La mistificación que se hace desde las tribunas urbanitas sobre el entorno rural (y que tanto enerva a los que verdaderamente somos “de pueblo”) no hace justicia a la heterogénea realidad de nuestro país.

La concentración de poder en las grandes ciudades es un fenómeno global empujado por cambios tecnológicos y la terciarización de la economía, lo que hace que tratar de modularlo se parezca a batallar con las mareas. Pero, de nuevo, no es imposible. Se sabe que aquellos lugares que han retenido más población son los que tienen economías más diversificadas del sector agrario y en ese sentido deberían ir las inversiones, sobre todo las locales y autonómicas. Se puede llevar el Senado a Palencia o invitar a refugiados de Siria a repoblar municipios de Soria, pero eso son titulares, no políticas públicas de fondo. En Francia o Suecia, donde las zonas rurales reverdecen, es el mercado laboral y/o residencial el que hace de tractor.

Bienvenido sea el interés con el que algunos descubren que hay vida fuera de las capitales, pero ojalá que en este debate las narrativas no tapen la discusión sobre medidas concretas. Si la espada de Damocles de la amenaza electoral es necesaria como palanca para ello que así sea, pero no se olviden que el objetivo no debería ser atar a la gente a un territorio, sino que tenga oportunidades para poder decidir si se queda o no.


"Repoblemos los pueblos de la España vaciada" (por Gema Abad Ballarín)

Repoblar nuestros pueblos

(Carte del lector publicada en El Periódico, el 6 de julio de 2021, aquí)

Después de leer las noticias, una de ellas me ha causado una gran satisfacción. Una manera de frenar la despoblación y de animar las zonas rurales es haciendo posible que los universitarios se acerquen a ellas. Yo represento a una de esas muchas personas que tuvimos que salir del pueblo para ir a estudiar a ciudades más grandes y que posteriormente nos quedamos a trabajar allí o en otros lugares lejos de nuestra tierra. En mi tiempo hubo un gran éxodo rural que ya había empezado antes y que todavía sigue vigente.

Manuel Castells, ex ministro de Universidades, pretendía repoblar esos núcleos con universitarios que estudien allí la carrera e hiciesen prácticas en esos territorios.

Últimamente, en televisión, he visto algún programa en el que aparecen jóvenes que, a pesar de haber ido a estudiar fuera, quieren regresar a los pueblos y contribuir con sus aspiraciones a rejuvenecerlos. Hace unos días salía el municipio donde nací, al que acudo en vacaciones porque tengo mi casa y mi familia. Descubrí, con sorpresa, que la juventud, algunos con un currículum ligado a las necesidades y potencialidades del territorio, reclaman empleos que les permitan articular un proyecto de vida a largo plazo.

Celebro que la España vaciada sea uno de los temas presentes de la agenda política y que ello vaya unido a una propuesta inteligente que pretende que esos jóvenes, condenados a tener contratos precarios y que han de renunciar a vivir en sus lugares de origen, recuperen la esperanza, al tiempo que devuelven un futuro a los pueblos.

Labordeta, ese gran cantautor aragonés, reflejó en algunos de sus poemas la inmensidad del hueco de la ausencia al abandonar los pueblos. En uno de ellos dice: “Se han marchado ya todos/ y nadie ha vuelto/ para cerrar la puerta”.


Los pueblos vacíos, en peligro de extinción (por LaSexta)

Radiografía de la España vaciada. Sin servicios ni infraestructuras, corren el peligro de desaparecer. Estos son los datos.

España Vaciada  en datos

(Información publicada el 4 de octubre de 2019 en La Sexta/ Noticias / España, aquí)

Viven en pueblos sin centro médico, sin bancos, farmacias o supermercados. Viven en los pueblos vaciados de España. Y este viernes paran por un pacto nacional que acabe con las desigualdades territoriales: 3.800 pueblos de 23 provincias se concentran en protesta.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el 80% de los pueblos de 14 provincias están en riesgo de extinción, y más del 50% del territorio tiene menos de 12 habitantes de media por metro cuadrado. Vaya como ejemplo Soria: en 40 años su población ha bajado un 23%, mientras que la de Madrid ha aumentado un 73%.

Sin buenas carreteras y el hospital a 100 km

Consecuencia: dos de cada tres muertes en carretera se producen en vías secundarias. Guadalajara, Soria, Lugo y Teruel son las provincias con más kilómetros de carreteras secundarias. Soria, Huesca y Zamora son las provincias donde hay más víctimas mortales en accidentes de tráfico.

En las provincias más despobladas es donde se producen más víctimas de tráfico: son las que tienen peores carreteras.

Uno de los grandes problemas es la falta de un centro médico próximo. Es también una de sus principales quejas. Muchos pueblos están a más de 100 kilómetros del hospital más cercano. En caso de urgencia, dicen, no llegan a tiempo.

Pueblos donde no nacen niños

La edad media en estas poblaciones es cada vez más alta, apenas hay niños. Según datos oficiales, 1.108 pueblos no tienen niños de 0 a 4 años. Los menores que quedan, en muchos casos, tienen que desplazarse en ruta al colegio más cercano, donde niños de varias edades comparten aula y profesor.

En más de 1.000 pueblos no hay menores de 4 años. Y cuando hay niños, tienen que desplazarse kilómetros para ir al colegio.

Cada vez son más los pueblos que se quedan sin bancos, farmacias o supermercados. Personas mayores, con movilidad reducida, sin vehículo se quedan aisladas, sin acceso a lo primordial.

Las comunicaciones tampoco son fáciles. Solo un 30 por ciento del medio rural tiene cobertura de alta velocidad. Mientras que en el resto de España se supera el 70%.

 


Los jubilados, pilar de la familia y de la economía en España (por Javier A. Fernández)

Brindis jubilados

El segmento de los mayores de 65 años aumenta en número y en peso en el sistema económico, lo que supone para las empresas una oportunidad para adaptar la oferta a sus necesidades y a su mayor capacidad de consumo

Javier A. Fernández

Energía política, implicación y voto de las personas mayores. El emplazamiento de UEP (por Juan Andrés Buedo)

Voto de la gente mayor

Las encuestas preelectorales tienen un gran apartado en la investigación de mercados, ya que delimitan dos aspectos sumamente importantes, como son: 1) saber de dónde partimos, y 2) cuál es nuestra posición de salida. Ambos conforman una reflexión básica que marcará el tono, la estrategia y las acciones de la campaña.

La cuestión clave en toda encuesta preelectoral es la intención de voto que declaran los entrevistados. Luego, a partir de esa intención declarada, los analistas hacen una estimación del voto que obtendrían los partidos si las elecciones se celebrasen en ese momento.

UEP publicó el pasado 21 de marzo  la encuesta de implantación del Partido Unión Europea de Pensionistas en Cuenca (ver aquí), y extrajo unas conclusiones de bastante interés. Ese marco entonces nos fijó las tres tareas a las que debíamos reservar inicialmente una atención especial: Darse a conocer en los medios de comunicación, divulgar nuestro programa y filosofía en las redes sociales, y ofrecer conferencias y efectuar reuniones en Centros de Tercera Edad. La situación general determinada por la pandemia no ha permitido dedicar a ellas ni el tiempo ni los medios para abrirnos abiertamente y sin seasgos a la sociedad conquense.

Queremos saber el "voto oculto" escondido en esta provincia en declive, y así lo haremos en una segunda encuesta que hemos empezado a preparar, para distribuirla después del verano.

Como paso previo y de cara a extender el conocimiento de nuestro programa e ideología, hoy se presentan estos de manera diáfana, clara y directa por parte del presidente de UEP, Joan Pau Rica. Su parlamento rezuma en el archivo adjunto esa energía política, la necesaria implicación y el voto más eficaz de las personas mayores. Escuchen pues; acto seguido reflexionen sobre sobre su mensaje, y, a continuación, hagan caso de sus consejos: acérquense a nuestra organización, colaboren con ella y empiecen a modificar las inercias que han venido trastocando su intención de voto, muy a menudo desaprovechado.

Entrevista a Joan Pau.UEP.-AUD-20210722-WA0000

 


Santo y bandera de UEP en Cuenca (por Juan Andrés Buedo)

Bandera UEP

"Ya no hace falta que nadie se oponga a la censura de la prensa. La prensa misma es la censura. Los periódicos comenzaron a existir para decir la verdad y hoy existen para impedir que la verdad se diga.”

Esta afirmación de G.K. Chesterton es el primer impulso que mueve mi reflexión al examinar los resultados de la encuesta de implantación del Partido Unión Europea de Pensionistas en Cuenca. Ha obtenido este sondeo una baja participación, pero, por mucho que el cesarismo provinciano dominante en estos lugares ha intentado ocultarlo, no ha podido. Y, sobre todo, lo más importante, sus datos son muy aclaratorios y tremendamente orientativos, porque señoras y señores nos dicen estos que esta formación no tiene detractores  (0% de los encuestados), mientras que los pasivos (40%) y, en especial, los promotores (60%, Índice Net Promoter Score) responden que "es posible que recomienden UEP a sus amigos y colegas". Respuesta que nos echamos sobre los hombros y nos fuerza a pasar a la acción.

P.5-final

Puestos en acción, lo primero que cabe advertir, como ámbito de referencia, es que UEP ha completado su lista de Madrid y se presentará a las elecciones del 4 de mayo. Tendremos varias reuniones en la capital y nos pondremos en campaña. Luego -por favor- pensionistas, jóvenes y sectores de población de la España desatendida, entended y colegid que nosotros poseemos la alta conciencia social hacia las clases desfavorecidas que les falta a las otras formaciones partidistas, que padecen la "hiperinfación del sillón".

Así nos lo dice la encuesta de apertura distribuida para Cuenca. Esta herramienta de lectura del mundo social nos ha aclarado las preferencias del ciudadano conquense y supone una guía relevante, que usaremos con responsabilidad, aunque sin tregua ni pausa, frente a los partidos paniaguados que dominan los ritmos (muy bajos) políticos en esta provincia -ya saben: PSOE y PP, tanto monta..., en su alternancia de naufragio-. Para seguir el subsiguiente proceso político, hasta la celebración de las elecciones generales, y con esta finalidad, preguntábamos al potencial elector: ¿Cuáles deben ser los pasos más importantes para aumentar la afiliación a UEP en Cuenca? Y esto es lo que responden:

P1

Bien, entonces a estas tres tareas les reservaremos inicialmente una atención especial: Darse a conocer en los medios de comunicación, divulgar nuestro programa y filosofía en las redes sociales, y ofrecer conferencias y efectuar reuniones en Centros de Tercera Edad.

Es en coyunturas preelectorales cuando las encuestas suelen concitar la mayor atención, especialmente por el valor predictivo que se les puede atribuir o que puedan tener, y por el efecto que puedan generar en los votantes, de manera especial en los indecisos, que constituyen un porcentaje usualmente muy alto durante casi toda la etapa preelectoral. Esto hace que las encuestas sean controvertidas y discutidas. Sin embargo, en el caso ahora comentado el sondeo nos llena de esperanza, dado que la pregunta tercera era muy directa: ¿Considera positiva para Cuenca la actividad de UEP? Atención al dato, el 100% de los encuestados ha respondido que SÍ. Paralelamente nos transporta a la razón del por qué preguntaba el sondeo (P. 4): ¿Qué encuentra a faltar en la política de Cuenca en favor de los pensionistas? Las respuestas correpondientes afirman:

  • Más centros de actividades deportivas y lúdicas y aseos públicos ABIERTOS en parques.
  • Ocio.
  • Un partido como UEP.
  • Mayor dedicación en las Residencias Especializacion.
  • Hay quien no cree que la política de Cuenca,en esta materia, sea muy distinta de la nacional, con los déficits que esto reporta y a los que debe ponerse fin a través de una opción como la programada por UEP. 

En resumen, todas las respuestas nos trasladan una opinión de enorme interés pedagógico, resuelve dudas y elimina perplejidades. Una senda abierta que continuaremos abriendo camino por medio de un fondo politológico desconocido en Cuenca y que, particularmente, espero que ayude a quitar el voto a las formaciones que no lo merecen y poseen en las urnas nuestra opción. Se abrirá en unos días, con la puesta en marcha de una segunda encuesta, más amplia y que espera un nivel de respuestas alto, para que el nuevo diseño abra la gran avenida a una filosofía vital inédita en esta provincia "desacojida" desde el siglo XVIII.

 


PRESENTACION PÚBLICA DE UNION EUROPEA DE PENSIONISTAS

Logo UEP

PRESENTACION PÚBLICA DE

UNION EUROPEA DE PENSIONISTAS



UNION EUROPEAS DE PENSIONISTAS, nace por la manifiesta necesidad de dar voz y voto al colectivo de pensionistas españoles y europeos. 

La creación del Partido político UEP es la consecuencia del desaliento y desanimo que las clases mas desfavorecidas tienen respecto a las medidas que los diferentes gobiernos adoptan frecuentemente con respecto a la población en general, a la que no consideran, desatienden a los actuales y por supuesto a los futuros pensionistas, desoyen a las clases dependientes, obviando la manifiesta deriva hacia la pobreza que amenaza a la población en general, desfavoreciendo a los emprendedores para la creación de PYMES, estrangulando económicamente a los pequeños comercios y a los trabajadores autónomos y desatendiendo a los trabajadores desempleados no proporcionándoles los medios adecuados y necesarios para encontrar nuevos empleos. 

Por todo ello estamos dispuestos a (ser consecuentes con la situación actual, somos conscientes que para ello deberemos argumentar, defender, y debatir convenientemente con la clase política de España, desde donde se toman las decisiones (el Parlamento), con el objetivo de luchar por el bienestar de la población en general priorizando las clases más desfavorecidas.

La estructura de (UNION EUROPEA DE PENSIONISTAS) y la filosofía de este es manifestar una ideología PROPENSIONISTA, el Partido está encabezado por su presidente D. JOAN PAU RICA LOPEZ y su Secretario General D. ANTONIO LUIS HERRANZ ALARCON, que conjuntamente con UN EXTRAORDINARIO EQUIPO DE SECRETARIOS/AS SECTORIALES Y DELEGADOS/AS dan forma a un modo de hacer política totalmente diferente a la que nos tiene acostumbrados el arco político actual, basado en la contundencia de la denuncia y el máximo respeto hacia los adversarios políticos.

Para la mejor información seguidamente exponemos las propuestas más significativas de nuestro ideario político, desarrolladas en nuestras páginas oficiales en las que pueden ver el programa base y la filosofía general de Partido, estas se enumeran a título informativo, manifestando que no huimos de la temática total que afecta al conjunto de españoles

  1. PENSIONES, conseguiremos que las pensiones queden blindadas en los PGE, que sean revalorizables con el IPC, consiguiendo la percepción de la prestación a las amas de casa y resolviendo las pensiones de viudedad
  2. DEPENDENCIA, el estado tomara bajo su control a las personas dependiente, pasando a percibir las prestaciones por ese motivo directamente de la SS.SS. Se crearán residencias y centros de día suficientes y públicos para la atención de los sectores necesitados, debidamente controlados e inspeccionados
  3. SALUD, se creará una tarjeta de atención sanitaria UNICA para todo el estado español, acabaremos con las listas de espera hospitalarias, dotando de mayor numero de personal sanitario y eliminaremos el copago total de medicamentos para los pensionistas y dependientes
  4. ECONOMIA anularemos totalmente el impuesto de sucesiones y donaciones, modificaremos el impuesto de sociedades mediante un escalado, acabaremos definitivamente con la economía sumergida, exigiremos la total devolución de las ayudas a entidades bancarias hasta la restitución de los 60.000 millones de ayudas entregadas y no devueltas
  5. EDUCACION estableceremos la gratuidad de la educación infantil para alumnos de 0 a 3 años, crearemos líneas publicas de enseñanza obligatoria y publica para alumnos de 3 a 5 años , incentivaremos eficazmente las escuelas de aprendices y de FP, resolveremos la concesión de becas de estudio y de comedor para la población mas necesitada, estableceremos un modelo educativo consensuado entre todas las regiones españolas para unificar la excelencia en educación , haremos que los libros de texto sean gratuitos para el alumnado de las escuelas publicas
  6. MEDIO AMBIENTE priorizaremos las energías renovables, controlaremos los precios de la energía eléctrica, y se creara una compañía estatal de energía eléctrica que se nutra de energías renovables

Estas y otras medidas más (hasta 14), componen nuestro compromiso ante la sociedad: Contamos con delegaciones en 25 provincias españolas a la espera de ampliarlas hasta la totalidad de las provincias de España, y necesitamos de la sensibilidad de todos y todas para que nuestra voz sea escuchada y nuestro voto llegue al Parlamento Español

HEMOS VENIDO PARA QUEDARNOS, y LO CONSEGUIREMOS 

www.unioneuropeadepensionistas.org

unioneuropeadepensionistas@gmail.com


Unión Europea de Pensionistas ha llegado a Cuenca para quedarse

Cuenca con UEP

Unión Europea de Pensionistas ha llegado a Cuenca para quedarse, incrementar el bienestar de sus admirables gentes y mantener la esperanza en un futuro más desenvuelto y holgado; en el que las generaciones pasadas han dejado una huella patrimonial que, conservada en el presente, ha de abrirse al mañana. Y éste debemos construirlo entre todos: siempre desde la ilusión de los jóvenes, la responsabilidad de los adultos y la experiencia de las generaciones mayores. Todos, cogidos de la mano de nuestros niños, para que estos se desarrollen en libertad, con el máximo de oportunidades y bajo el porche de una justicia social que prime la bondad fraterna en todos sus ángulos; que, de una vez por todas, deje la gestión pública en manos de los mejores y dando su representatividad a los más honestos y trabajadores, sin etiquetas preconcebidas. Así es como veremos/verán despegar el avión del progreso de esta provincia con más y mejores aires.

Ver el vídeo completo (aquí)

 

 

 


El futuro de las pensiones en España no está escrito (por Juan Andrés Buedo)

Defensa de las pensiones

Hace solo una semana que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha definido la fórmula para revalorizar las pensiones sin que los jubilados pierdan poder adquisitivo. Tras varias propuestas a los agentes sociales, Escrivá presentó el 1 de marzo su última oferta: las subidas serán con la inflación media del año anterior. Pero habrá un mecanismo para absorber las alzas cuando el IPC sea negativo, como pasó en 2020, y así evitar que los pensionistas ganen aún más poder adquisitivo. En estos casos las prestaciones no subirán ese año, pero la ganancia obtenida por la inflación negativa se compensará en los tres años siguientes, según fuentes de la negociación. Esta es una de las patas de la primera fase de la reforma que Escrivá quiere tener lista antes de abril para satisfacer a Bruselas.

En 2020 los precios cayeron un 0,2% de media. En cambio, las pensiones, siguiendo las previsiones iniciales de inflación, habían subido a comienzos de año un 0,9%. Eso se tradujo en una ganancia de poder adquisitivo que se ha consolidado después. Para evitar esto —y el incremento de gasto que supone—, la Seguridad Social ha preparado un nuevo mecanismo de revalorización anual que ha detallado a los sindicatos y las patronales en las negociaciones que tienen abiertas sobre la reforma de las pensiones.

El texto que les entregó el pasado lunes empieza precisamente por este punto, la “nueva fórmula de revalorización para el mantenimiento del poder adquisitivo”. Para asegurar este objetivo, plantea una revalorización anual que, a diferencia de ahora, tomará la inflación media entre diciembre del ejercicio anterior y noviembre del siguiente. Es decir, se usará el Índice de Precios al Consumo ya registrado y no una previsión que luego se compensa como se hace ahora. Además, cuando el IPC medio sea negativo, las pensiones no subirán y la diferencia se absorberá en los tres años siguientes en que haya que subir las pensiones. Esta propuesta modifica la inicial, que era tomar una media móvil del IPC durante cinco años.

A falta de lo que suceda durante la negociación con los agentes sociales, este futuro mecanismo de absorción solo se activará, lógicamente, cuando los precios caigan.

Este es el primer punto de la primera fase de reforma de las pensiones que plantea Escrivá y que quiere tener lista rápido. Varias fuentes al tanto de las negociaciones con los agentes sociales hablan incluso de un par de semanas, aunque algunas se muestran escépticas. A los sindicatos y empresarios no les convencen en absoluto las propuestas de la Seguridad Social. ”Es solo una propuesta del Gobierno que no es compartida por los agentes sociales en la mesa. Tiene que haber cambios sustanciales tanto en contenidos como en plazos”, apuntó una de las organizaciones que participan en la negociación.

Una vez salga adelante esta primera fase de la reforma, la intención de la Seguridad Social es abordar en una segunda tanda la derogación del actual factor de sostenibilidad (cuya aplicación está suspendida y vincula la pensión inicial a la esperanza de vida) y su sustitución por otro, la subida de las máximas de cotización, la extensión del periodo de cómputo a los 35 años, el acceso de las parejas de hecho a la pensión de viudedad y el impulso de los sistemas complementarios de pensiones. Sin embargo, estas son las intenciones del Gobierno, pero no coinciden con las pretensiones de los agentes sociales.

Futuro de las pensiones

La negociación para reformar las pensiones va en paralelo con las conversaciones con Bruselas para recibir los fondos europeos. Estos se han vinculado a la aprobación de reformas. Y Bruselas examinará cada seis meses, antes de cada desembolso, que se cumple hito por hito con la hoja de ruta prevista.

Uno de los retos más trascendentes a los que se enfrenta la sociedad española es el relativo al futuro del sistema público de pensiones. A todos nos gustaría ver subir las pensiones y a todos nos disgusta que pierdan poder adquisitivo. La cuestión es cómo se consigue lo primero y se evita lo segundo. Lamentablemente, el debate ignora a menudo el verdadero problema -la sostenibilidad- que, como hace tres años ya, advirtieron Carlos Ocaña  y María Jesús Fernández, director y economista sénior, respectivamente, de Funcas: "no hace justicia a la evolución de las pensiones en los últimos años y termina situándose fuera de la realidad". Según explicaron ambos expertos, es conveniente mirar dónde estamos frente a otros países. Según la OCDE, España gasta en pensiones públicas casi un 11% del PIB, frente a un 8% de media en los países desarrollados. Es un porcentaje muy superior, por ejemplo, al que se destina en Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega o Bélgica (aunque sus pensiones puedan ser más altas). Además, el porcentaje que la pensión media supone sobre el sueldo medio es uno de los más altos de los países desarrollados.

En el reparto de  la carga de los costes de la crisis producida en 2008, los jubilados -como colectivo, luego cada caso es único- han sufrido menos que otros segmentos de la población. Prueba de ello es la drástica caída de la tasa de riesgo de pobreza para las personas de más de 65 años, desde un 25% en 2008 hasta un 13% en 2016, mientras que la correspondiente a la población entre 18 y 64 años ha aumentado desde el 16% hasta el 23%.

Este esfuerzo por mantener el nivel de bienestar de los jubilados a pesar del difícil contexto económico ha conducido a que el Sistema de la Seguridad Social pase de registrar un superávit de 14.000 millones de euros a un déficit de 18.000 millones. Frente a ese déficit, el gran desafío es asegurar la sostenibilidad del sistema, que en los próximos años se va a seguir enfrentando al crecimiento del número de pensionistas, del importe de la pensión media y del gasto total. Pero no existe una solución fácil, y menos aún tras los efectos y las consecuencias derivadas de la pandemia del coronavirus.

Hucha de las pensiones

Los posibles remedios que observaron los antedichos economistas de Funcas van atados a unos obstáculos relevantes. Elevar las cotizaciones sociales seguramente tiene más inconvenientes que ventajas dada nuestra tasa de desempleo. Sacar del Sistema de la Seguridad Social aquellos gastos que corresponden al Estado sería una medida bienvenida de transparencia, pero no solucionaría el problema. Establecer tributos finalistas para este fin no sirve si se trata de impuestos con escasa capacidad recaudatoria centrados en grupos específicos de contribuyentes. Y si decidiéramos elevar los impuestos generales, quizás convendría analizar primero las distintas necesidades que se podrían cubrir con esos recursos.

Pero sin duda hay soluciones. Lo importante es no banalizar el problema de la sostenibilidad de las pensiones, que es “manejable” siempre que se aborde con tiempo suficiente y alto rigor, preferentemente consensuado, para que en ningún momento se olviden los tres pilares de la jubilación en España.

3 pilares de las pensiones en España

La sociedad española no es consciente de la magnitud de las cifras del sistema público de pensiones pues las pensiones supondrán la tercera parte del gasto público y si no se acometen en breve, habrá que hacer ajustes de forma urgente y dolorosa.

En España se han tomado medidas solo desde un punto de vista asistencial pero la mitad de los españoles no toma medidas extras en su jubilación, pese a que el 77% dice estar preocupado por su retiro

En estos momentos, en España hay 33 personas mayores de 65 años por cada cien individuos en edad y condiciones de trabajar, pero de acuerdo con las proyecciones de población de las Naciones Unidas, en 2050 habrá en España 78 personas mayores de 65 años por cada 100 activos, sin reflejar los movimientos migratorios. Es decir, por cada persona que tenga entre 20 y 64 años.

Nuestro sistema de pensiones se basa casi exclusivamente en el pilar público de reparto (“el primer pilar” de las pensiones) basado en las cotizaciones de los trabajadores, aunque apoyado en España cada vez más por pseudos créditos, a coste cero y sin necesidad de devolución, del propio Estado, es decir financiado a través de los impuestos (IRPF, IVA, Sociedades,…). Según datos contrastados más del 70% de los pensionistas viven sólo de la pensión pública.

Como el futuro de las pensiones no está escrito, bueno será recordar una serie de premisas desglosadas en el trabajo Futur Finances (ver aquí), que nos ofrece algunos datos relevantes sobre el sistema de pensiones públicas en España, al tiempo que determina las variables esenciales sobre ese futuro, que, ceteris paribus según la citada empresa, "pasa por reducir el importe real de las pensiones y alargar la edad de jubilación cuando sea posible. completado con medidas que permitan mejorar la renta disponible de los jubilados, entre las que estarían permitir que ingresaran dinero por actividades laborales determinadas. Este es uno de los futuros, hay otros según las medidas que se tomen y cómo evolucione la economía española. Lo que no aporta soluciones al sistema es legislar sin estrategia alguna y con miras al corto plazo, lo que hacen los políticos de ayer y hoy".

En definitiva, un tema complejo y que conviene encarar con astucia, honestidad, técnica financiera y política social ajustadas a las necesidades de los pensionistas. Da esto para seguir hablando/escribiendo sin demagogia ni cortoplacismo, con templanza y equidad, para que las soluciones sean optimizadoras y positivas. En este marco se asienta el gran proyecto de UEP. En él estamos trabajando y esta exposición es únicamente una breve introducción de lo que debe hacerse. Por tanto, aquí lo dejo hoy, pero continuaremos sucesivamente informando de cuanto se produzca en este campo.